¿Asertividad? Aprende a ponerla en práctica

#psicología #kenshoclínica #comunicación #asertividad #asertivo #bienestar #relaciones


En post anteriores, hablamos sobre los distintos estilos comunicativos y sobre las principales

características de cada uno, y vimos que el estilo asertivo es el más adecuado, así que hoy nos

centraremos en él.

Podemos definir la asertividad como la habilidad que nos permite expresar opiniones y

sentimientos, de una manera adecuada, en el momento oportuno y sin menospreciar ni

atacar los de los demás. Permite a la persona expresarse de manera directa, honesta y

respetuosa.




La falta de asertividad puede generar verdaderos problemas a la hora de relacionarnos y puede incluso llegar a suponer una gran fuente de estrés.






¿Qué características tienen las personas asertivas?

- Son capaces de expresar de manera clara y concisa sus deseos y sentimientos sin

menospreciar a los demás.

- Defienden sus propios intereses atendiendo los de los demás.


- Tienen confianza en sí mismos.


- Aceptan las críticas y expresan las suyas desde el respeto.


- Afrontan los conflictos de manera serena.


- Saben poner límites firmes y decir “no”.


- Tienen autocontrol y estabilidad emocional.


- Son capaces de negociar y de llegar a acuerdos.


- Asumen la responsabilidad de ellos mismos y de sus acciones.



¿Te sientes identificado/a con esas características? Párate un momento y reflexiona sobre estas preguntas:


1. Si alguien te pide ayuda, ¿crees que tienes la obligación de ayudarle?


2. ¿Crees que debes adaptarte a los demás antes de perder su amistad?


3. ¿Sueles anteponer las necesidades de los demás a las tuyas propias?


4. Si algo te incomoda, ¿tiendes a expresarlo abiertamente?


5. ¿Hay ocasiones en las que no expones tu opinión por temor a que sea rechazada?







“Cuando dices SÍ a otra persona, asegúrate

que no estar diciéndote NO a ti mismo.”


Paulo Coelho







¿Qué ventajas tiene practicar la asertividad?

  1.  Aumenta la sensación de control, tanto del entorno como de nosotros mismos.

  2.  Aumenta la autoestima, la seguridad personal, mejora la autoimagen y el autoconcepto.

  3.  Mejora la gestión emocional.

  4.  Disminuye el número de situaciones estresantes y ayuda a aumentar el número de la experiencias gratificantes.

  5.  Mejora la comunicación con los demás y con uno mismo.

  6.  Potencia las relaciones sociales sanas.

  7.  Facilita la resolución de conflictos.


Estas son sólo algunos de los beneficios que reporta la práctica de la asertividad, produciendo

efectos positivos tanto a nivel individual, como a nivel relacional.


¿Cómo puedo ponerla en práctica?


Ahora que conocemos más a fondo la asertividad y las ventajas que tiene, vamos a enumerar

algunas técnicas que podemos poner en práctica en nuestro día a día. "Pongámonos manos a la obra"


  1. Técnica del disco rayado: consiste en repetir una y otra vez tu afirmación, de manera tranquila y sosegada, sin alzar la voz, sin irritarse y sin ceder a la postura de la otra persona. Ejemplo real: - Hemos quedado esta tarde para tomar algo, ¡vente! - Lo siento, no puedo, tengo que estudiar esta tarde. - Venga hombre si es sólo un rato. - Agradezco la invitación, pero no puedo, tengo que acabar de estudiar lo que me queda.

  2. Técnica del banco de niebla: consiste en reconocer los aspectos reales de la crítica o del comentario, sin ponerse a la defensiva ni contraatacando al otro. Ejemplo real: - Últimamente ya no quedas con nosotros. - Tienes razón, ahora quedo mucho menos, pero las oposiciones requieren mucho tiempo.

  3. Acuerdo asertivo: consiste en aceptar la crítica y admitir los errores de nuestra conducta, pero no de nuestra persona. Es decir, admites el error pero no la etiqueta. Ejemplo real: - Mira cómo tienes todo, todo tirado ¡eres un auténtico desastre! - Es verdad que hoy no he recogido todavía porque hoy no me ha dado tiempo, pero suelo tenerlo todo ordenado.

  4. Aplazamiento asertivo: es una técnica muy útil cuando la otra persona está muy alterada. Se trata de aplazar la respuesta de la crítica o del comentario hasta que la situación se relaje. Ejemplo real: - En este momento estás muy enfadado, es mejor hablar del tema en otro momento para no dejarnos llevar por el cabreo.


Estas son sólo algunas técnicas que podemos implementar en nuestro día a día. La asertividad nos permite afrontar cualquier diferencia con el otro desde el respeto y el entendimiento.

Aprender a ponerlas en práctica lleva su tiempo, al igual que aprender cualquier habilidad, pero merece la pena llevarlo a cabo.


#psicología #kenshoclínica #comunicación #asertividad #asertivo #bienestar #relaciones



Kensho Clínica